Papel de la escápula en el hombro doloroso

 El dolor de hombro o inestabilidad glenohumeral es uno de los motivos más frecuentes por el cual nos visitan nuestros pacientes. La inestabilidad natural que presenta el hombro hace que sea la articulación candidata a padecer muchas lesiones, episodios dolorosos y luxaciones. 

La escápula es la pieza más importante de la cintura escapular. Los movimientos que realiza el hombro están integrados con la escápula para que se produzca el ritmo escapulo-humeral, en el que la escápula rota para la correcta separación del húmero en el movimiento de flexión . 

La inversión del ritmo escapular es una alteración de la posición de la escápula en la parrilla costal , sumado a un movimiento escapular inadecuado en los movimientos del hombro. 
En pacientes deportistas nos encontramos el ritmo escapular alterado por sobre uso o traumatismos  de la articulación (natación, tenis, waterpolo...) 

En el caso de pacientes no deportistas la inversión del ritmo escapular se produce inicialmente por una postura inadecuada durante un largo periodo de tiempo en el que se produce la retracción de la musculatura aductora y de báscula interna de la escápula.Esta situación provoca que el ángulo inferior de la escápula no se desplace externamente durante la flexión de hombro. Al elevar el brazo más allá de los 70º, el húmero necesita que la escápula bascule externamente para no chocar contra el acromión. En los casos de discinesia escapular, esta báscula externa no se produce y la cabeza del húmero choca contra el acromión provocando limitación de la movilidad y dolor. 


La discinesia escapular o inversión del ritmo escapular aparece asociada a la mayoría de lesiones de hombro. En ocasiones, como una compensación que realiza el paciente para proteger las estructuras dañadas o como posición anti-dolor, pero también como un factor que impide la mejoría del paciente o directamente como causa de la lesión.

Tanto los estudios realizados, como la evolución de nuestros pacientes nos dicta que recuperar el buen funcionamiento del ritmo escapular  es clave para para la eliminación del dolor y para la plena funcionalidad de la articulación del hombro . 

Por tanto, dentro del programa de recuperación funcional del hombro  trabajaremos de forma muy intensa la escápula marcándonos estos objetivos: 
  • Recuperar elasticidad de la musculatura acortada
  • Disminuir tensión de los músculos que se encuentren en posición excéntrica . 
  • Recuperar la biomecánica de la escápula 
  • Trabajo de ganancia del arco articular 
  • Ejercicios isométricos para la activación de la musculatura dañada
  • Ejercicios excéntricos para la readaptación al esfuerzo
  • Eliminación del dolor 


Comentarios